Hernia Discal

Los discos intervertebrales son estructuras anatómicas que se encuentran intercaladas entre los cuerpos vertebrales. Proporcionan flexibilidad a la columna, a la vez que ayudan a amortiguar las cargas que ésta recibe.

Un disco intervertebral está constituido por una parte externa llamada anillo o annulus, de consistencia fibrosa y de disposición en capas, y una parte interna o núcleo pulposo, de consistencia más gelatinosa al contener más agua.

Con el transcurso de los años, y muchas veces por problemas intercurrentes a lo largo de la vida, los discos tienden a sufrir degeneración discal. Se produce una deshidratación de la parte central o núcleo pulposo, a la vez que se deteriora la calidad de las fibras del anillo, pudiendo resquebrajarse o presentar roturas o fisuras.

Cuando una fisura es suficientemente amplia, puede producirse una salida al exterior de parte del material del núcleo, que recibe el nombre de hernia de disco o hernia discal.

Si el material discal herniado o hernia discal entra en contacto con una de las raíces nerviosas, puede producir una inflamación muy intensa en el nervio, dando lugar a dolor que se irradia, generalmente por la pierna o por el brazo (dependiendo de la localización del problema, lumbar o cervical). Esto se denomina radiculalgia. Familiarmente se conoce con el término de “ciática”. Muy a menudo se acompaña de dolor y espasmo muscular en la zona lumbar.

Si se produce compresión de la raíz nerviosa por la hernia, comienzan los problemas de aporte sanguíneo al propio nervio, y éste puede deteriorarse y quedar afectado. Es lo que se denomina radiculopatía. En estos casos el dolor puede acompañarse de hormigueo, pérdida de la sensibilidad en el área del dolor, e incluso pérdida de fuerza en la extremidad afecta.

Muchas veces se encuentran hernias discales en pacientes que se practican una resonancia (RMN) o un tomografía o scanner (TAC), de manera fortuita. La presencia de una o más hernias discales en una imagen no significa necesariamente que exista dolor. De hecho, el dolor puede deberse a otra causa, como la artrosis de las articulaciones de la columna.

Por otra parte el hallazgo de una hernia discal en un paciente que padece dolor radicular o “ciática” no implica necesariamente que se deba intervenir para extraer la hernia. Previo a la cirugía existen otros tratamientos que pueden ser definitivos, como son infiltraciones, tratamientos intradiscales, radiofrecuencia pulsada, y otros.

Hernia Discal Clínica Vertebra Barcelona Madrid

CONTACTAR

Si desea contactar con nosotros, para pedir cita o solicitar más información sobre nuestros servicios, puede hacerlo aquí

Opiniones de los Pacientes

Es un sitio que ha mejorado mi calidad de vida.

Hace mucho que no sentía lo que era vivir sin dolor. Solo tengo palabras de agradecimiento para todo el equipo, desde el personal en recepción hasta el equipo en quirófano. Gracias Dr. Squarcia por tan detallada explicación de mi problema y por lo acertado del tratamiento. Pido a Dios que este bienestar dure bastante.

En una situación francamente desesperada con mi madre afectada de neuralgia del trigémino y con dolores continuos y terribles durante el confinamiento y ningún médico de la sanidad pública capaz de calmarle en modo alguno el dolor, ha resultado milagroso encontrar este centro navegando por internet. En apenas un par de semanas tras la visita inicial, el Dr. Ruiz intervino a mi madre en una cirugía ambulatoria y poco agresiva y en apenas unos días volvió a recuperar dicción, movilidad y empezó al fin a dormir al no sufrir esos tremendos dolores. Y si el tratamiento ha sido efectivo gracias a las manos de un gran doctor, no por eso hay que quitar mérito al todo el equipo del centro. Desde la recepción a las enfermeras son todos profesionales ejemplares que te hacen sentir seguro y en buenas manos en todo momento. Mi madre ya es otra y apenas 4 meses después somos conscientes de que no hay mejor inversión que la salud y en Clínica Vértebra es todo un acierto. Totalmente recomendables. UN MILLON DE GRACIAS.

Sólo tengo palabras de agradecimiento, gracias Doctor Ricardo Ruiz.

Solo tengo palabras de agradecimiento a los Doctores Ricardo Ruiz y Dr. Matias, en dos ocasiones he acudido a ellos, y solo tengo palabras de agradecimiento, me han solucionado mi problema, primero de Vertebras Lumbares y la segunda de un Hombro, y en los dos casos éxito total, no he vuelto a tener ningún tipo de molestia, estoy totalmente agradecido a ellos, me han cambiado la vida. MUCHAS GRACIAS DOCTORES, son ustedes fantásticos

Me realizaron esta mañana una Denervación facetaria lumbar (Rizolisis) y tengo que decir que «O» dolor. Han pasado 10h desde la intervención y sigo sin nada de dolor y sin medicación. Enhorabuena a todo el equipo. Viggo Adeler (Medico)

Primera visita con el DR. Mattia Squarcia por fin un medico que me escucha y se mira todas mis pruebas medicas ya vengo de una mala experiencia de otra clínica del dolor que el médico no me escuchaba y ni se miró ni una prueba medica.

Después de llevar meses con un dolor intenso en la espalda y en una pierna por una hernia y estar atiborrado de medicamentos y de sesiones de rehabilitación finalmente un amigo me recomendó esta Clínica y acerté plenamente. Me visitaron muy rápido y el Dr Ruiz me practicó una intervención por radiofrecuencia que me ha resuelto el problema, ya no me duele y he recuperado mi calidad de vida, que había perdido. Solo tengo palabras de agradecimiento

Me realice una rizolisis hace dos años y es lo mejor decisión q tomé nunca. Me aconsejaron esta clínica. Personal y trato excelente. Volvería sin dudarlo. Soy otra persona desde que no siento nada de dolor.

Buen trato y atención, fui con una ciática de caballo y me dejaron como nuevo ,solo tengo palabras de agradecimiento.