Estimulación Medular

¿Qué es la estimulación medular?

La estimulación medular o estimulación de los cordones medulares posteriores es una técnica que ha mostrado éxito en pacientes seleccionados que sufren dolor crónico. Se basa en el principio de que los impulsos eléctricos bloquean la percepción del dolor, que se sustituye por una sensación de hormigueo en la región dolorosa.

Un pequeño cable (un electrodo) se implanta en el espacio epidural, y se conecta a un generador que se coloca bajo la piel. El generador produce señales eléctricas de bajo voltaje que se transmiten desde el electrodo a la médula o a nervios específicos, y de este modo impedir que las señales dolorosas alcancen la corteza cerebral. Mediante un control remoto (un mando especial) el paciente puede encender y apagar la estimulación eléctrica y ajustar la intensidad.

La mayoría de los pacientes describen las sensaciones percibidas como una sensación agradable de hormigueo en sustitución del dolor del área corporal afectada.

Recientemente se dispone además de otra modalidad implantable: El Sistema de Neuroestimulación Medular de Alta frecuencia, que produce el alivio del dolor sin parestesias ni calambres y que está indicado como coadyuvante en el tratamiento del dolor crónico refractario del tronco y las extremidades, incluido el dolor unilateral o bilateral.

¿Cómo se implanta?

El implante quirúrgico del estimulador se realiza en dos fases:

  • Fase de prueba o test. Sirve para probar el sistema de estimulación y comprobar si es eficaz para aliviar el dolor y si es satisfactorio para el paciente. Se realiza bajo sedación endovenosa y anestesia local. Con control de imagen radiológica se implanta uno o dos electrodos en el interior de la columna hasta dejarlos en el espacio epidural lumbar, dorsal o cervical (en función de en qué parte del cuerpo se encuentre el dolor). El extremo opuesto del electrodo se hace salir al exterior y se conecta a un aparato estimulador externo. Durante varias semanas el paciente llevará consigo el estimulador externo e irá probando diferentes modalidades de estimulación, para así valorar si su dolor se alivia y si merece la pena el implante definitivo.
  • Implante definitivo. Se realiza de igual modo mediante sedación y anestesia local. Se realiza una incisión en la zona del glúteo, del abdomen o del tórax, en función de dónde se hallen los electrodos y de dónde sea más cómodo para el paciente, y se introduce bajo la piel un generador de impulsos (parecido a un marcapasos cardíaco). Se conecta el generador a los electrodos que están en la vecindad de la médula, pasándolos por debajo de la piel. A partir de este momento las modificaciones a realizar en el funcionamiento de los electrodos se harán mediante un mando externo por control remoto, y los podrá realizar el propio paciente.

Es habitual que durante las primeras semanas sea preciso hacer ajustes en los parámetros eléctricos de estimulación, para que el alivio del dolor sea óptimo.

¿Qué pacientes pueden beneficiarse?

La estimulación medular se ha mostrado eficaz en pacientes afectos de las siguientes enfermedades:

  • Dolor lumbar o cervical irradiado a las extremidades tras cirugía fallida.
  • Síndrome de Dolor Regional Complejo (Distrofia Simpático Refleja).
  • Dolor anginoso refractario.
  • Dolor crónico por isquemia de extremidades inferiores.

A pesar de los resultados prometedores, la estimulación medular no es la primera opción terapéutica que debe contemplarse. Debe reservarse para pacientes en que hayan fracasado todos los demás tratamientos farmacológicos, rehabilitadotes y mínimamente invasivos.

Estilo de vida tras el implante

  • No conducir o manejar maquinaria pesada mientras el estimulador está en marcha. Puede ir como pasajero.
  • A pesar de que los electrodos están fijados a la columna con un sistema especial, sin embargo pueden movilizarse, lo cual puede suceder, siendo preciso recolocarlos. Por ello es preciso tener en cuenta que los portadores de un sistema de estimulación no podrán realizar ejercicio físico extenuante ni deportes que supongan flexión y extensión de la columna. Tampoco se recomienda que carguen pesos ni realicen esfuerzos.
  • Con un estimulador medular no se recomienda realizar procedimientos de radiofrecuencia, ni hacer resonancias magnéticas.
  • Los estimuladores medulares pueden hacer sonar alarmas de detectores de metales (como en los aeropuertos). Será preciso llevar una identificación especial siempre consigo que certifique que lleva implantado un sistema de estimulación.
  • Durante el vuelo, el personal puede pedirle que apague el estimulador durante el despegue y el aterrizaje.
  • Algunos estimuladores pueden ser sensibles a los controles antirrobo de algunos comercios, y producir variaciones en la estimulación mientras se cruzan. Si existen dudas es mejor apagar el estimulador al pasar por los controles.
  • El mando del estimulador actúa como un imán, de manera que es recomendable mantenerlo una distancia de al menos 5 cm de bandas magnéticas como tarjetas de crédito y discos duros.
Intervencionismo del Dolor Clínica Vertebra Barcelona Madrid

CONTACTAR

Si desea contactar con nosotros, para pedir cita o solicitar más información sobre nuestros servicios, puede hacerlo aquí

Opiniones de los Pacientes

Es un sitio que ha mejorado mi calidad de vida.

Me realice una rizolisis hace dos años y es lo mejor decisión q tomé nunca. Me aconsejaron esta clínica. Personal y trato excelente. Volvería sin dudarlo. Soy otra persona desde que no siento nada de dolor.

Hace mucho que no sentía lo que era vivir sin dolor. Solo tengo palabras de agradecimiento para todo el equipo, desde el personal en recepción hasta el equipo en quirófano. Gracias Dr. Squarcia por tan detallada explicación de mi problema y por lo acertado del tratamiento. Pido a Dios que este bienestar dure bastante.

En una situación francamente desesperada con mi madre afectada de neuralgia del trigémino y con dolores continuos y terribles durante el confinamiento y ningún médico de la sanidad pública capaz de calmarle en modo alguno el dolor, ha resultado milagroso encontrar este centro navegando por internet. En apenas un par de semanas tras la visita inicial, el Dr. Ruiz intervino a mi madre en una cirugía ambulatoria y poco agresiva y en apenas unos días volvió a recuperar dicción, movilidad y empezó al fin a dormir al no sufrir esos tremendos dolores. Y si el tratamiento ha sido efectivo gracias a las manos de un gran doctor, no por eso hay que quitar mérito al todo el equipo del centro. Desde la recepción a las enfermeras son todos profesionales ejemplares que te hacen sentir seguro y en buenas manos en todo momento. Mi madre ya es otra y apenas 4 meses después somos conscientes de que no hay mejor inversión que la salud y en Clínica Vértebra es todo un acierto. Totalmente recomendables. UN MILLON DE GRACIAS.

Buen trato y atención, fui con una ciática de caballo y me dejaron como nuevo ,solo tengo palabras de agradecimiento.

Me realizaron esta mañana una Denervación facetaria lumbar (Rizolisis) y tengo que decir que «O» dolor. Han pasado 10h desde la intervención y sigo sin nada de dolor y sin medicación. Enhorabuena a todo el equipo. Viggo Adeler (Medico)

Primera visita con el DR. Mattia Squarcia por fin un medico que me escucha y se mira todas mis pruebas medicas ya vengo de una mala experiencia de otra clínica del dolor que el médico no me escuchaba y ni se miró ni una prueba medica.

Solo tengo palabras de agradecimiento a los Doctores Ricardo Ruiz y Dr. Matias, en dos ocasiones he acudido a ellos, y solo tengo palabras de agradecimiento, me han solucionado mi problema, primero de Vertebras Lumbares y la segunda de un Hombro, y en los dos casos éxito total, no he vuelto a tener ningún tipo de molestia, estoy totalmente agradecido a ellos, me han cambiado la vida. MUCHAS GRACIAS DOCTORES, son ustedes fantásticos

Después de llevar meses con un dolor intenso en la espalda y en una pierna por una hernia y estar atiborrado de medicamentos y de sesiones de rehabilitación finalmente un amigo me recomendó esta Clínica y acerté plenamente. Me visitaron muy rápido y el Dr Ruiz me practicó una intervención por radiofrecuencia que me ha resuelto el problema, ya no me duele y he recuperado mi calidad de vida, que había perdido. Solo tengo palabras de agradecimiento

Sólo tengo palabras de agradecimiento, gracias Doctor Ricardo Ruiz.